Innovation

¿Qué es la SCA y por qué te interesa?

Paying for goods online

Básicamente, la respuesta a la pregunta anterior es: te interesa porque tienes que asegurarte que tus clientes pueden seguir comprando en tu e-commerce sabiendo que esta normativa entre en vigor el 31 de diciembre de este año.

Quizás en este momento no sepas muy bien de qué estamos hablando. En tal caso, déjanos retroceder un poco en el tiempo y explicarte qué es la SCA (Strong Customer Authentication), por qué te interesa y qué puedes hacer como responsable de un comercio.

La pandemia ha cambiado los hábitos de consumo de la sociedad y son muchos los negocios españoles que han logrado mantenerse a flote ajustando sus modelos de negocio y encontrando un salvavidas con la posibilidad de vender online. Seguramente tú seas uno de ellos y en los últimos meses habrás notado cómo los compradores que antes llenaban tu establecimiento, ahora se decantan por realizar sus compras a través de Internet.

Precisamente por esto, y teniendo en cuenta que según los expertos se trata de una tendencia que ha llegado para quedarse, ahora más que nunca debes tener en cuenta que a partir del 31 de diciembre de este año entrará en vigor en casi toda Europa un nuevo reglamento europeo que, si no se implementa con todas las garantías, podría dificultar a tus clientes el pago en tu comercio electrónico.

Por si no lo conoces, hablamos de la PSD2 Strong Customer Authentication (SCA), que tiene como objetivo hacer aún más seguras las compras. Desde Visa, hemos trabajado junto a bancos y empresas de nuestro sector para garantizar que los pagos electrónicos siguen teniendo lugar de manera efectiva cuando la normativa entre en vigor. Sin embargo, y pese a que ésta afecta directamente a las instituciones financieras, los comercios españoles también deben tomar ciertas medidas.

Así que, si eres propietaria/o de un comercio, presta atención, porque ¡aquí va un resumen de lo que está por venir con la SCA!

Las nuevas reglas

La Autenticación Reforzada del Cliente (SCA) requiere que los bancos realicen comprobaciones adicionales para asegurar que un cliente es el titular legítimo de la tarjeta (y no alguien que ha podido suplantar su identidad, por ejemplo) al realizar una compra. El objetivo del reglamento es reducir el fraude, haciendo que la compra sea más segura y, por tanto, que los consumidores no tengan miedo de comprar online.

Sin embargo, este proceso también podría significar que el comprador necesite tomar medidas adicionales durante la compra, lo que sin duda repercutirá en su experiencia de pago. Además, los pagos que no cumplan los requisitos establecidos por la SCA pueden ser rechazados por los bancos. Si esto tiene lugar, el consumidor puede no entender qué está pasando con su compra y por qué la transacción ha sido denegada.

¿Qué se le va a pedir a tus compradores para que confirmen su identidad? Pues deberán introducir 2 de 3 factores de autenticación: algo que conocen (contraseña o PIN), algo que tienen (móvil u otro dispositivo) y algo que son (huella dactilar, iris, facial). Por eso, es crucial que este nuevo trámite sea lo más ágil posible, para evitar fricciones y posibles abandonos de carrito, que acabarían repercutiendo directamente en tu facturación.

Infographic for SCA

Para obtener una versión accesible de esta infografía, haga clic aquí.

El conocimiento es poder

No te agobies si crees que estos pasos pueden complicar la compra de tu cliente, ya que los comercios españoles podéis decidir, hasta cierto punto, cómo de ágil será la experiencia de pago para vuestros clientes y asegurar que estos puedan ser aprobados.

Desde Visa, creemos que la mejor manera de asegurarnos que las transacciones de los clientes cumplen con la regulación es apostar por la tecnología llamada 3-D Secure (3DS).

Esta versión es la más adecuada para las compras a través de teléfonos móviles o asistentes de voz, por ejemplo. Y es que nuestros datos muestran que cuando se aplica el 3DS, el fraude en el comercio electrónico puede reducirse a la mitad. Además, con esta tecnología, los bancos pueden verificar la identidad del titular de la tarjeta, tú mantienes tus ventas online seguras y evitas las pérdidas por fraude, teniendo un impacto positivo en tu rentabilidad.

Implementarlo es fácil: la empresa que permite que tu web acepte pagos (tu entidad financiera o pasarela de pagos), debería ser capaz de aplicar esta tecnología. Dicho esto, no es algo automático, sino que tendrás que preguntar por ello.

Desafío u oportunidad

Sea cual sea el tamaño de tu negocio, si realizas ventas online fuera de España (o te gustaría hacerlo próximamente), los posibles clientes deberán de realizar algunas comprobaciones adicionales, en línea con la directiva SCA. Para asegurarte de que pueden hacerlo, debes ponerte en contacto con la empresa o la entidad financiera que proporciona el servicio de pago en tu web. Con la preparación adecuada, no solo reducirás la posibilidad de fraude, sino que te asegurarás de que tus clientes, ganados con tanto esfuerzo, puedan seguir pagándote de forma fácil y rápida. Todos salimos ganando.

Payment technology